El PSOE y el Consejo de la Juventud de Alcobendas han mantenido una reunión para intercambiar propuestas en materia de diversidad sexual

Los socialistas y el Consejo de la Juventud de Alcobendas coinciden en la defensa de los derechos de los jóvenes “a vivir su sexualidad sin barreras y sin prejuicios sociales y administrativos. Ya está bien que las personas se sientan discriminadas por unos comportamientos que no respetan su condición sexual, y por eso la administración pública debe cambiar para adaptarse a este derecho”, explica la secretaria del área de Diversidad del PSOE de Alcobendas, María Antonia Trujillo.

En este sentido, la socialista ha acogido con interés las propuestas del Consejo de la Juventud para normalizar la diversidad sexual en los espacios públicos destinados a los jóvenes, como en el edificio del Imagina Alcobendas. Allí, por ejemplo, el Consejo va a solicitar que los baños sean sin género para puedan ser usados por todos, y que en el cuestionario de inscripción se elimine la pregunta si se es hombre o mujer por respeto a las personas que pudieran estar en pleno tratamiento de cambio de sexo.

“La diversidad sexual es una realidad en el siglo XXI y Alcobendas debe adaptarse a ella. Los socialistas defendemos la igualdad, no solamente económica, sino también de derechos, y no habrá igualdad mientras una sola persona se sienta discriminada o perjudicada por su opción sexual”, concluye Trujillo.