Cuatro ciudades del sureste de Madrid se unen para recuperar el patrimonio histórico de la Batalla del Jarama

Cuatro ciudades del sureste madrileño se han puesto de acuerdo para defender y preservar el patrimonio histórico y cultural de una amplia zona ubicada en sus términos municipales en la que se desarrolló, en febrero de 1937, la Batalla del Jarama. Esta misma mañana se han reunido en Rivas ediles de esta localidad junto a otros de Arganda, San Martín de la Vega y Morata de Tajuña para decidir los detalles de un proyecto que pretende conseguir apoyo financiero de un programa de la Unión Europea para poder desarrollarlo en los próximos tres años.
“El objetivo último de esta iniciativa de los cuatro municipios es poner en valor y defender el patrimonio cultural, histórico y medioambiental de una parte de nuestra historia reciente que se halla en riesgo de desaparecer”, se ha señalado en un comunicado conjunto, al finalizar la reunión. En este encuentro se han destacado las posibilidades que el proyecto alberga para potenciar el desarrollo económico local, si aumenta el turismo en la comarca de personas que quieran conocer uno de los escenarios mejor conservados de la Guerra Civil española.

Otra de las ideas que se han propuesto es la realización de campos de trabajo, en los próximos meses, en los que se prevé pueda participar, de forma voluntaria, un centenar de jóvenes de Alemania, Italia Irlanda, Francia y España, pertenecientes a asociaciones vinculadas a la memoria histórica que están apoyando la iniciativa.

MOCIONES EN PLENOS
El Pleno Municipal de Rivas aprobó, el pasado 21 de enero, una moción que proponía a la Comunidad de Madrid la declaración de Parque Histórico y de interés cultural de la zona que presenció uno de los episodios bélicos más célebres y sangrientos de la guerra civil española. Decenas de kilómetros de trincheras, perfectamente conservadas y otros muchos vestigios, recuerdan 79 años después, una batalla que dejó cerca de 20.000 muertos en el valle del Jarama y en la que tuvieron un papel decisivo los miles de voluntarios europeos y norteamericanos, en su mayor parte, que formaban las Brigadas Internacionales. Se prevé que en los Plenos de los otros tres municipios que apoyan la iniciativa se presenten, en los próximos meses, mociones en la misma dirección.

Este proyecto está respaldado por organizaciones locales como Espacios para la Memoria, nacionales (Amigos de las Brigadas Internacionales) e internacionales como los Amigos de la Brigada Lincoln, entre otras.